¿Dónde está todo el mundo?.La paradoja de Fermi

En el post de hoy vamos a tratar una cuestión que desafía a toda lógica y a la que aún no se ha encontrado ninguna solución.Esta paradoja se le ocurrió al físico italiano Enrico Fermi, una gran figura del siglo veinte.En esta época la gente ya se preguntaba si estábamos solos en el Universo o si había alguien más compartiendo espacio con nosotros.¿Dónde estaba todo el mundo?.

La pregunta que se hacía Fermi iba un poco más allá puesto que él conocía las evidencias y teorías que existían y existen de habitabilidad de los planetas descubiertos y el enorme número de estrellas existentes.Todo parece indicar que no estamos solos.Con esto en la cabeza introdujo la paradoja de forma que se preguntaba por qué siendo mucho más probable la existencia y convivencia con otras civilizaciones no hayamos contactado con ellos o tenido rastro de señal emitida por estos.

Pioneer_plaque.svg
Placa introducida en la sonda Pioneer con información sobre la Tierra

Por esta época él estaba involucrado en el Proyecto Manhattan, en Los Álamos, donde se desarrollaba en una carrera contra los nazis la primera bomba atómica. En esta búsqueda del dominio armamentístico para poner fin a la guerra se le ocurrió una posible solución a la paradoja que él mismo había propuesto. Esta posible solución involucraba que todas las civilizaciones llegan a una etapa de desarrollo o madurez en la cuales son capaces de comunicarse o emitir señales de radio que puedan escapar y ser escuchadas por otros seres inteligentes pero en contrapunto en ese mismo estado de desarrollo serían capaces de utilizar grandes cantidades de energía para construir armas de destrucción masiva. Esto les llevaría inevitablemente hasta su autodestrucción justificando que no existiera conexión entre distintas civilizaciones.

Hoy en día no se ha podido comprobar si esta solución es la correcta pero sí se han hecho avances como la creación de la ecuación de Drake. Esta fórmula consiste en introducir una serie de parámetros observables como el número de planetas hallados en su zona de habitabilidad conocidos y como resultado nos da una estimación del posible número de civilizaciones con las que coexistimos. Uno de los problemas es que disponemos de ”pocos” datos para introducir en la ecuación.

Actualmente se han propuesto otras soluciones como la posibilidad de que el resto de civilizaciones nos ”evitan” para no interceder en nuestro desarrollo hasta llegados a un determinado punto o que seamos el ”Gran Hermano” que les entretiene sostienen otras soluciones.

Como conclusión podemos decir que a fecha de hoy esta paradoja no tiene solución 😦 y que esperemos que Fermi no tuviera razón. A lo mejor se os ocurre alguna a vosotros …

Existen, pues, innumerables soles; existen infinitas tierras que giran igualmente en torno a dichos soles, del mismo modo que vemos a estos siete (planetas) girar en torno a este sol que está cerca de nosotros.”

 Giordano Bruno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s