El porqué de las noches oscuras

ESTE POST HA SIDO ESCRITO POR ALBERTO SALDAÑA LÓPEZ

Este post viene a calmar una duda propuesta por la abuela de una amiga (Aroa), la cual
estaba viendo ‘Buenafuente’ mientras hablaban sobre algo llamado la Paradoja de
Olbers.

Antes de entrar al grano, uno debe percatarse de varios conceptos habituales:

  • De día podemos ver bien a simple vista, pues la mitad (más o menos) de la
    esfera que llamamos Mundo se encuentra iluminada (de cara) por la luz del Sol.
    De noche está oscuro, pues la otra mitad de la misma Tierra se encuentra en
    sombra (de espaldas al astro rey), no iluminada por el Sol. ¿Deberíamos estar a
    oscuras solo por eso?
  • Si nos encontramos en medio de un denso bosque y miramos alrededor sólo
    alcanzamos a ver un fondo de hojas y troncos.
  • Al calentar un hierro progresivamente, este va cambiando de color: comienza en
    rojo, continúa blanco y, si no se funde, proseguiría hasta el azul.
  • Si me expongo al Sol, su luz me calienta (incluso quema).
  • La luz tiene una velocidad finita, como el sonido. Cuando alguien enciende una
    linterna en el fondo de la habitación, esta luz toma un tiempo en recorrer la
    distancia hasta nosotros.

¿Cómo relacionar estos fenómenos con el hecho de que por la noche debamos llevar
cuidado caminando? ¿Dónde está la paradoja mencionada?

Comencemos. La Paradoja de Olbers (una paradoja es una afirmación que se contradice
a sí misma) surge cuando uno supone que el Universo es infinito y eterno, como se
suponía antiguamente (inconmensurable en el espacio e inalcanzable en el tiempo).

Apunte propuesto por H. W. Olbers (astrónomo alemán del s.XIX) y otros
anteriormente (Kepler, etc.): si el Universo fuese infinito y eterno, en cada punto del
cielo nocturno que uno mirase encontraría una estrella, pues se supone una distribución
homogénea de estrellas en él y habría infinitas de estas. Si en cada visual puedo
encontrar un punto brillante, el cielo nocturno sería tan brillante como el mismo día,
pues todo estaría cubierto por la luz de multitud de pequeños soles, así como el ejemplo
anterior del bosque.

Hecho: por la noche está oscuro (he aquí la paradoja).

  • Posible explicación I: la luz de la mayoría de las estrellas queda bloqueada por
    polvo u otro material espacial.
  • Consecuencia I: si la luz de todas esas estrellas golpea el polvo interestelar
    continuamente, este polvo comienza a calentarse (ejemplo de la exposición al
    Sol), volviéndose, con el tiempo, tan brillante como las propias estrellas (véase
    el hierro que calentamos).

La paradoja, así, NO se resuelve.

  • Posible explicación II: la distribución de estrellas en el universo no es
    homogénea. Hay infinitas estrellas, pero el brillo de las más cercanas bloquea el
    brillo de las de detrás, ya que se agrupan no uniformemente.
  • Consecuencia II: sería una posibilidad, pero observaciones actuales muestran
    que este no es el caso. El Universo es isótropo a gran escala (igual en todas
    direcciones).

La paradoja, así, NO se resuelve; al menos la explicación no es compatible con las
observaciones.

  • Posible explicación III: el universo es finito (limitado en talla).
  • Consecuencia III: no hay suficientes estrellas para llenar toda la esfera celeste
    nocturna.

La paradoja, así, SÍ se resuelve.

  • Posible explicación IV: el universo no es eterno (no ha existido siempre, tuvo
    un comienzo).
  • Consecuencia IV: de este modo, aun pudiendo ser el Universo de extensión
    infinita, estaríamos limitados a recibir sólo la luz de aquellas estrellas que se
    encuentren a una distancia menor de la que recorre la luz en un tiempo igual a la
    edad del Universo (ejemplo de la linterna). Sólo observamos una región ‘cercana’ del Universo, pues de las regiones más lejanas no nos ha llegado la luz
    todavía, de ahí que algunas partes del cielo queden a oscuras por la noche.

La paradoja, así, SÍ se resuelve, y según la teoría parece ser la explicación más
plausible, siendo compatible con la explicación III. El Universo podría ser finito y
haber tenido un comienzo (teorías del Big Bang).

Por supuesto, existen y existirán multitud de otras explicaciones tan buenas como
las dos últimas e igual de fascinantes para los cosmólogos, véanse la expansión
acelerada del universo (E. Hubble), la luz de fondo extra-galáctica… Pero todas
estas son temas para posteriores disertaciones.

“Si viéramos realmente el Universo, tal vez lo entenderíamos”.
José Luis Borges

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s